La Cesárea

Un tema polémico entre Obstetras – Obstetras, Obstetras – pacientes, y entre pacientes – pacientes.

Entre los colegas obstetras la polémica surge cuando alguno dice “las complicaciones durante y después de las cesáreas casi no se dan, porque cada vez somos mejores haciéndolas”.

Entre los médicos y las pacientes, cuando se encuentran quienes no coinciden con el tipo de parto que quieren.

Y entre las pacientes cuando surgen comentarios como “yo sí lo parí”.

En fin, entre unos y otros, lo que es cierto es que: existe un aumento en el número de pacientes que son sometidas a esta cirugía, y para el sistema de salud (por lo menos público) esto es preocupante; aunque para la población en general es tan rutinario y usual, que ni siquiera lo consideran una cirugía cuando se les pregunta al respecto.

Independientemente de los comentarios que surjan entre el gremio médico y la población, hay algo que no deja de ser REAL: las complicaciones SI existen, y nunca sabemos cuando como médicos o pacientes, estaremos expuestos a alguna. Lo que me hace preguntarme, por qué somos tan rápidos para tomar esos riesgos?

Primero quiero destacar algunas de las verdaderas razones para realizar una cesárea:

1- Sufrimiento fetal

Definitivamente el hecho de que el bebé se esté quedando sin oxígeno, es una razón de super peso para realizar una cesárea; siempre y cuando las modificaciones del cuello del útero y el encajamiento del bebé en la pelvis no nos den tiempo de tener un parto vaginal.

2- Progreso lento o detención de la labor de parto

Si la mujer no avanza a pesar de tener contracciones uterinas adecuadas, lo mas probable es que el canal de parto no sea favorable, ya sea porque el bebé es muy grande o porque la pelvis no es adecuada.

3- Presentaciones no cefálicas

Cientos de bebés vienen al mundo de nalga, pero está aceptado realizarle una cesárea, si la nalguita aun no está en el canal vaginal. La otra mal posición, es cuando están transversos, no hay manera de que naturalmente salga por la vagina.

4- Placenta previa

Es cuando la placenta se coloca entre el bebe y el canal vaginal, lo que no le permite su salida. Mas bien cada contracción hace que el golpe de la cabeza sobre la placenta, ocasione un sangrado que se convierte en una hemorragia, pudiendo causar la muerte de la madre, del feto o de ambos.

5- Prolapso de cordón umbilical

Se trata de la salida del cordón umbilical, antes que salga el bebé. Al pasar por la vagina la cabeza, presiona de manera sostenida, la única vía de acceso a oxigeno que tiene el bebé antes de nacer. No hay manera de que nazca vivo.

6- Cesárea anterior*

Le pongo un asterisco porque desde hace años sabemos, que no es una indicación obligatoria, a menos que la cesárea haya sido porque el bebé era muy grande o la pelvis no era adecuada, si no ha tenido un control prenatal y nadie sabe cómo viene ese bebé ni cómo fue la cirugía que le realizaron. Y lo último pero lo mas importante, que la madre se niegue a un parto vaginal.

El desconocimiento de todo lo que se realiza en esta cirugía (que es grande) hace que la población no le tome importancia, y como lo mencioné anteriormente, ni siquiera lo vea como una operación.

Para aclarar un poquito sobre el tema, veamos la anatomía.

Estas son las 5 capas que se cortan durante una cesárea, solo que aquí el útero no tiene un bebé adentro.

Aquí se puede ver lo cerca que están la vejiga y los intestinos del útero.
Piel

Subcutáneo
Fascia
Músculo
Peritoneo Útero

Y por fin llegamos al bebé:

Nótese lo tan cerca que esta la vejiga de la incisión (corte) en el útero.

Después de ver por encima la disposición de los órganos durante el embarazo, hablemos un poquito sobre las complicaciones de la madre, que “no son tan frecuentes”, pero que se dan.

1- Lesión o daño a algún órgano vecino como la vejiga y los intestinos.

2- Hemorragia

La pérdida sanguínea durante un parto vaginal es de 500 mililitros; en la cesárea la pérdida es el

doble–> 1000 mililitros. Debido a que se abre el útero, existe la posibilidad de que el mismo no se pueda contraer de una manera adecuada y sangre mas de esos 1000 mililitros que se tiene estimado; y es a lo que llamamos hemorragia post parto. Si existe algún problema con la sutura, y la herida del útero se abre después de haber cerrado todo, también causa una hemorragia, pero no será EVIDENTE, hasta que ocasione cambios en la frecuencia cardiaca y presión arterial de la paciente. El tejido subcutáneo puede sangrar y formar un hematoma entre la piel y la grasa. O el músculo puede sangrar y formar un hematoma entre el músculo y la fascia.

3- Infección

Aunque estemos en un campo “estéril”, estamos en un hospital; y el cuerpo al estar abierto (a diferencia del parto vaginal), cualquiera de las capas puede adquirir un microorganismo hospitalario e invadir y causar una infección leve o severa. Desde el útero (endometritis) hasta la piel (infección de herida). Ojo porque los hematomas también se pueden infectar.

Ahora veamos un poquito cómo afecta la cesárea al bebé:

1- Se pierde la oportunidad de adquirir a través de la nariz y la boca, los microorganismos beneficiosos que se alojan en el canal vaginal materno, y que posteriormente se alojan en sus intestinos. Órgano que esta directamente relacionado con el sistema inmunológico. Por lo tanto los niños nacidos por cesárea, tienen mas riesgo de padecer de alergia a la leche de vaca (entre otras). Razón por la cual se ordena la supresión de alimentos que contengan leche de vaca para la madre, y se insta a iniciar inmediatamente después del nacimiento, la lactancia materna para contrarrestar este efecto.

2- Las paredes vaginales, ejercen una presión sobre el pecho del bebé, ayudándolo así a expulsar el líquido que tiene dentro de los pulmones. Al nacer por cesárea, los pulmones continúan con líquido por mas tiempo y ocasiona la taquipnea transitoria (frecuencia respiratoria mas elevada de lo normal) buscando poder llevar oxigeno a sus pulmones. Esto requiere el uso mas prolongado de las incubadoras y de otros recursos.

No se trata de un libro de obstetricia o de neonatología, por lo cual solo he colocado a groso modo las complicaciones mas frecuentes para la madre y el bebé, ante la realización de una cesárea.

Todas aquellas que hemos tenido una cesárea, somos tan madres como las que lo tuvieron por vía vaginal. Pero, los beneficios de un parto vaginal deben pesar mas que el deseo intenso de “no sentir dolor”. Hoy en día, tenemos la analgesia epidural durante el parto, y dos horas después (sino hay complicaciones) nos valemos por nosotras mismas.

Después de una cesárea, aunque haya sido el mejor obstetra y el mejor anestesiólogo, el dolor nos acompañará por el resto de nuestras vidas, y durante las primeras semanas siempre necesitaremos la ayuda de alguien mas.

Si estas embarazada y estás pensando que te hagan cesárea, te recomiendo que no seas parte de las estadísticas por decisión propia.

No estoy en contra de las cesáreas, siempre y cuando exista la indicación correcta.

Deja un comentario

A continuación puedes proporcionarnos tus datos para concretar una cita en nuestras instalaciones: